Consejos para trabajar como peluquero canino

En España cada vez es más común encontrar hogares con perros como animales de compañía. Dentro del total de mascotas que hay en el país, los perros ocupan el 21,9% y los gatos el 8,2%. Además, el gasto medio por día en perros, calculado según la inversión necesaria en veterinario, limpieza, comida y medicamentos es de casi 376 euros anuales. Teniendo en cuenta estos datos y la evolución en la manera en que se cuida a las mascotas, vemos que el trabajo como peluquero canino puede ser una gran oportunidad.

Cada vez son más los dueños que prefieren que un profesional se encargue del aseo de sus mascotas como puede ser el cuidado y corte de su pelaje, el cuidado de su piel, corte de las uñas, limpieza de oídos. La peluquería canina es una industria que en los últimos años ha ido creciendo rápidamente, creando una oferta laboral para los amantes de los animales.

Dentro de este sector son muchas las posibilidades que se presentan para poder ejercer ese empleo, desde abrir un establecimiento fijo, un espacio de trabajo móvil, ofrecer los servicios a domicilio o trabajar de la mano con una clínica veterinaria como ampliación de servicios.
Además, es importante también tener en cuenta el abanico de servicios que pueden ofrecerse dentro de este negocio. Un peluquero canino debe no solo lavar al perro y mantenerlo limpio, sino que también debe realizar otras tareas de higiene como la limpieza de los oídos y las uñas, y la revisión del estado de salud del animal, como la identificación de heridas, parásitos, irritaciones o infecciones.

No hay que olvidar aún así, que esta profesión requiere conocer las técnicas estéticas de preparación de los perros, es decir, saber cómo cortar el pelaje, cepillar, peinar, y demás técnicas, manteniendo presente la importancia de estos trabajos en la salud del animal. El profesional debe contar con una buena coordinación para manejar las herramientas de trabajo mientras controla los movimientos de la mascota. Mantener la paciencia y controlar el comportamiento de los animales también es fundamental.

Para poder trabajar como peluquero canino es necesario realizar un curso donde aprender las diferentes técnicas y adquirir las competencias avanzadas para tratar cualquier tipo de raza. En España se pueden encontrar un gran número de ofertas de cursos para esta profesión, así que si te gustan por perros, ¡manos a la obra!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*